Desde la isla que es el epicentro de la nación, Tahití, a través de su seductora isla hermana, Moorea, hasta el paradisíaco atolón de Marlon Brando, Tetiaroa, estas islas de barlovento son el símbolo de las islas de ensueño.

Navegue por una variedad de escenarios en tierra y agua o, sencillamente, relájese en la piscina; hay una posibilidad para todo el mundo en las islas de Tahití. Sus profundos valles y altas montañas ofrecen viajes alucinantes. También puede alquilar un vehículo 4×4 para encontrar los increíbles restos arqueológicos de la antigua Polinesia.

Las Islas de Sotavento, o Raromata’i, incluyen cinco islas: Huahine, buscada por su atractivo secreto; Raiatea o «La Isla Sagrada», hogar de los dioses polinesios y lugar donde se construyeron los marae preeuropeos más importantes; Taha’a, «La Isla de la Vainilla», envuelta en matices y fragancias; Bora Bora, «La Perla del Pacífico», con una laguna que ofrece todos los magníficos tonos de azul; por último, Maupiti, la más pequeña y menos evolucionada de todas, pero igualmente excelente.

Maupiti

Maupiti es un paraíso desconocido, que se caracteriza por el buen recibimiento y la hospitalidad de sus habitantes. Sumergida en una amplia y tremenda laguna, rodeada de islotes de rica vegetación tropical, tiene perfectas playas y rocas escarpadas.

Continuar leyendo Maupiti

Raiatea

Raiatea es la segunda en tamaño después de Tahití y se la conoce como la "isla sagrada", ya que alberga el punto de culto más significativo de Tahití y sus islas: la célebre Marae Taputapuatea. Como indica la leyenda, una anguila reclamó el alma de la sagrada princesa Raiatea y dividió esa isla de Taha'a, con la que comparte una laguna.

Continuar leyendo Raiatea

Tahaa

Taha'a o 'La isla de vainilla' como se conoce por sus numerosas plantaciones, está dotada de suaves montañas, profundos valles y pequeñas aldeas rodeadas de hibiscos. La barrera coralina que la rodea está interrumpida por dos únicos puntos que se abren hacia el azul intenso del océano, donde es fácil encontrar manadas de delfines jugando.

Continuar leyendo Tahaa

Huahine

Huahine es uno de los secretos mejor guardados de las islas de Tahití. Mas o menos preservada del exceso de turistas, ofrece un ritmo de vida tranquilo y recibe a los visitantes con los brazos abiertos. Su fértil suelo proporciona a los campesionos abundante vainilla, melones y plátanos.

Continuar leyendo Huahine

Bora Bora

Bora Bora es la isla más conocida de toda la Polinesia Francesa. Para viajes de novios es el destino elegido en muchas ocasiones, pero hay que recordar que Bora Bora no solo es romanticismo y resorts de lujo. Tiene mucho más que ofrecer y no solo los recien casados pueden disfrutar disfrutar de esta isla.

Continuar leyendo Bora Bora

Moorea

Moorea es un paraíso menos concurrido que Tahití y su seña de identidad son los colores, destacando especialmente los tonos verdes y azules. Otra seña de identidad son las enormes plantaciones de árboles frutales. Si te gusta descubrir la naturaleza a pie, esta es tu isla.

Continuar leyendo Moorea

Tahiti

Tahití es la isla de la luz, la entrada al incomparable Océano Pacífico, con la terminal aérea de Faa’a, el acceso fundamental al dominio. Su capital, Papeete, es el foco regulador y el pulmón monetario, donde tiene la mayor zona de negocios y la marina.

Continuar leyendo Tahiti